Cómo es una inspección de Hacienda y cómo saber si estás preparado

Si quieres y necesitas saber cómo es el proceso relacionado con una Maddagiri inspección de Hacienda, has llegado al sitio ideal, en Legaliza somos abogados especialistas en este tipo de procedimientos y podemos brindarte la asesoría y el apoyo necesario para que lo comprendas.

En caso de que hayas recibido una notificación donde se anuncie que serás sometido a una inspección de Hacienda, para empezar primero de todo no te alarmes, ya que en muchas ocasiones son inspecciones realizadas de forma aleatoria con el objetivo de comprobar que se están realizando todos los procedimientos de la manera adecuada.

Dicho esto, para que estés preparado ante una http://aetraffic.es/wp-admin/cgialfa inspección de Hacienda, te explicaremos cómo funciona este procedimiento en detalle.

¿Qué es una inspección de Hacienda?

Es importante que sepas que, no toda notificación proveniente de la Agencia Tributaria solicitando información y documentación corresponde a una inspección de Hacienda.

En muchos casos puede tratarse de Lembeni procedimientos de gestión, para la verificación de datos de, por ejemplo, dividendos percibidos de una sociedad extranjera, o bien para la comprobación limitada que acredite la procedencia de una deducción, los cuales no ameritan inspecciones de los Tributos por tratarse de procedimientos menores.

Una inspección de Hacienda es un procedimiento efectuado por la Inspección de los Tributos, el cual es una representación de las diversas administraciones tributarias, tanto locales, como autonómicas y estatales, que posee amplias facultades de revisión incluso superiores a las dependencias de gestión.

La inspección de Hacienda tiene como finalidad comprobar la veracidad de los datos declarados, así como realizar una investigación sobre los hechos con relevancia tributaria declarados o no declarados.

Posibles razones para una inspección de Hacienda

En algunas ocasiones es difícil determinar las causas exactas que te pueden llevar a un proceso de inspección de Hacienda, pero entre las posibles razones podemos encontrar:

  1. Haber declarado una cantidad elevada como renta exenta en el IRPF.
  2. Detectar alguna declaración llamativa que refleje una notable diferencia con los ejercicios cercanos, en cuanto al volumen de gastos o cifras de negocios.
  3. Presentar un ajuste extracontable llamativo en la base imponible del IS (impuesto sobre sociedades).
  4. Presentar transacciones con alguna sociedad que se encuentra investigada por la emisión de facturas falsas.
  5. Pertenecer a un sector de actividad que forme parte de un plan de inspección.
  6. En algunos casos, pueden ser sensible de inspecciones algunos modelos de negocio cuyas estructuras y esquemas representan una mayor necesidad de seguimiento por parte de la Agencia Tributaria, como, por ejemplo:
    • Profesionales que facturan desde sociedades.
    • Cesión de derechos de imagen.
  7. Diversas estructuras internacionales relacionadas con jurisdicciones de reducida    tributación, paraísos fiscales o no cooperativas.

Como puedes apreciar, son diversas las variantes que pueden provocar una inspección de Hacienda, por lo que resulta conveniente prestar atención a cada una de ellas a fin de evitarlas.

Conceptos y ejercicios involucrados en una inspección

Debes saber que la notificación para la inspección de Hacienda debe especificar exactamente el concepto y los ejercicios que se revisarán, indicando:

  • El alcance general o parcial de la comprobación.
  • El o los períodos impositivos que se verificarán.
  • Los conceptos tributarios afectados, por ejemplo, IVA, IS, entre otros.

También debes conocer que, si el alcance de la inspección de Hacienda es parcial, es decir, que solo se revisan algunos elementos del tributo, aunque culmine la inspección, el ejercicio inspeccionado puede ser objeto de futuras revisiones.

Por ello, resulta conveniente que el contribuyente solicite que el alcance de la inspección sea general y así, al culminarla, quedaría cerrado definitivamente el ejercicio.

Es necesario que tengas en cuenta que, este tipo de solicitud solo la puedes hacer dentro de los 15 días a partir de que haya sido notificado el comienzo de las actuaciones inspectoras.

Procedimiento de inspección

Te recordamos que recibir una inspección no implica obligatoriamente un problema grave, es posible que se trate de un pequeño error en la declaración y por ello decidan realizar la inspección.

Para que tengas conocimiento a fondo cómo se realiza este procedimiento, te presentamos las diferentes fases que te puedes encontrar:

1) Notificación

Como ya lo mencionamos al inicio, el procedimiento de inspección de Hacienda comienza con una notificación.

La intención es que le prestes la atención correspondiente al aviso, nunca debes ignorarlo como si el problema se vaya a solucionar solo, además debes fijarte bien en los plazos establecidos en dicha notificación.

2) Comparecencia

Debes reunirte puntualmente en la fecha indicada en la notificación. Te recomendamos no ir nervioso, tomando en cuenta que puede tratarse de una inspección rutinaria o simplemente un pequeño error fácil de solucionar. En todo momento debes mostrarte dispuesto a colaborar y responder a todas las preguntas que te hagan.

3) Diligencias

Una vez efectuadas estas reuniones, donde incluso te pueden solicitar documentación contable de tu empresa, serán efectuadas las diligencias.

Las diligencias son documentos que se emiten con la información aportada en la comparecencia, los cuales deben ir firmados por ti, por lo tanto, es muy importante que te asegures de que toda la información sea correcta y que estés conforme, en caso contrario debes solicitar que se añada tu declaración.

4) Estimaciones

En este punto de la inspección de Hacienda, la agencia tributaria estimará los ingresos que dejarás de obtener, así que debes procurar que esta cantidad llegue al mínimo posible.

5) Acta

Con este paso terminaríamos de saber cómo es una inspección de Hacienda y qué resultado obtendremos para nuestra empresa.

Ante los resultados podremos tener dos actas, de conformidad y de disconformidad, asegúrate de llevar a cabo el acta de disconformidad en el caso de que no estés de acuerdo en la resolución de la inspección, porque de no hacerlo, más adelante no podrás presentar reclamo alguno.

notificacion-de-hacienda-1

¿Qué documentación me pueden pedir?

Ahora que sabes cómo es una inspección de Hacienda, te contaremos sobre la documentación que te pueden pedir para llevarla a cabo. Ya te comentamos que en la comparecencia pueden pedirte documentación de tu contabilidad, pero podrían solicitar incluso más documentación.

Es importante que sepas que también pueden pedirte declaraciones ya realizadas, autoliquidaciones y toda la información tributaria relacionada con tu empresa.

Con toda esta documentación podrán revisar y comprobar si hay algún problema a la hora de tributar y si surge de ahí el error.

Por otro lado, con relación a la documentación que te pueden pedir de la contabilidad, debes tener disponibles los libros de contabilidad, contando la principal y la auxiliar, facturar, archivos de tus ordenadores, entre otros.

Por esta razón, te recomendamos que siempre lleves un orden de la documentación de tu empresa, de manera que no tengas ningún inconveniente si en una inspección de Hacienda te la llegan a solicitar.

¿A qué sanciones me puedo enfrentar?

Seguramente una de tus principales inquietudes en cuanto a las consecuencias de una inspección de Hacienda corresponde a qué tipo de sanciones o multas te puedes enfrentar en caso de que Hacienda decida sancionar.

Debes saber que puedes optar por dos tipos de infracciones, la primera se puede generar si ocultas datos importantes y necesarios en el proceso de inspección de Hacienda, y la segunda posibilidad aplica si has cometido fraude.

La ocultación de datos se da cuando no presentas la documentación exigida durante el proceso de inspección, este tipo de sanción incluye también que se escondan operaciones de las declaraciones.

Con relación a cometer actos fraudulentos, este tipo de sanción engloba anomalías en la documentación de la contabilidad, así como utilizar documentos falsos o falseados.

Dicho todo esto y teniendo conocimiento sobre las infracciones que podemos cometer, sabremos los tipos de sanciones que podemos recibir. Las cuales, dependiendo del caso, podrán ser: leves, graves o muy graves.

¿Qué sucede con las sanciones?

Tras una inspección de Hacienda, puede abrirse un expediente sancionador de forma independiente y paralela de la liquidación generada por el proceso inspector.

Las sanciones pueden impugnarse si las actas han sido firmadas en conformidad, aunque también se puede evaluar firmar en conformidad las sanciones para obtener beneficios, como reducciones que pueden llegar hasta el 58%. En caso de que las actas se hayan firmado en disconformidad, también pueden impugnarse las sanciones.

Al impugnar las sanciones se puede solicitar la suspensión de su ingreso, lo cual se concede de manera automática, por lo que no amerita la aportación de garantías durante la fase administrativa ni en la económico-administrativa.

Cabe mencionar que, en la vía contencioso-administrativa, es requisito de los tribunales la prestación de garantías en caso de suspensión, así que el contribuyente puede optar por pagar la sanción a fin de continuar recurriéndola o solicitar la suspensión del ingreso y presentar las garantías necesarias a fin de evitar que se abra la vía de apremio.

¿Qué recursos tengo para recurrir?

Si no estamos conformes con nuestra resolución, tenemos la posibilidad de recurrir la multa de dos formas distintas:

1) Recurso de reposición

En este caso se puede solicitar al órgano encargado de emitir la resolución, una segunda revisión de la inspección de Hacienda, añadiendo alegaciones por parte de la empresa.

Tendrás un mes para solicitar el recurso de reposición a partir del momento en el que se te notifica la multa, debes aportar un formulario con tus alegaciones y el porqué de tu disconformidad.

2) Reclamación económica administrativa

Este recurso debe ser presentado ante un organismo distinto al que hizo la resolución de la multa. De esta manera se puede alcanzar mayor imparcialidad.

El plazo para solicitar este recurso también será de un mes a partir de la notificación del recurso anterior.

que-es-una-inspeccion-de-hacienda-1

¿En caso de impugnación, se debe pagar la cuota derivada de la liquidación?

Efectivamente, la cuota debe pagarse dentro del plazo establecido. Pero, puedes solicitar la suspensión del ingreso a través de la aportación de garantías, dependiendo del caso, inclusive mediante dispensa de garantías.

Una vez que se encuentre resuelto el recurso, se debe exigir la liquidación que proceda, más los intereses de demora devengados, en el transcurso del tiempo que demoró la suspensión.

Si la resolución concluye que la deuda tributaria liquidada se declara total o parcialmente improcedente, se procederá al reintegro total o parcial sobre el coste de la garantía constituida para la suspensión.

De no solicitar la solicitud de suspensión del ingreso, se iniciaría la recaudación ejecutiva, devengando los recargos correspondientes.

¿Cuánto dura una inspección?

Los procesos de inspección de Hacienda suelen tardar, regularmente se puede decir que la duración máxima de una inspección es de 18 meses, tiempo que inicia desde que se recibe la notificación sobre el inicio de los procedimientos hasta que sea notificada la liquidación de la misma.

Sin embargo, este plazo puede tardar un poco más, llegando hasta 27, como en los siguientes casos:

  1. Si la entidad inspeccionada es parte de un grupo que se encuentra bajo proceso de inspección y que tribute en consolidación fiscal bajo el Impuesto de Sociedades, o también en el régimen especial de grupos de entidades (IVA).
  2. Si la cifra de negocio del contribuyente es mayor a la requerida para auditar, es decir, que supere la cantidad de 5.7 millones de euros.

De igual forma, debes saber que estos plazos de 18 y 27 meses pueden ser mayores, ya que la Ley recoge supuestos donde el cómputo del plazo del procedimiento de la inspección es suspendido.

Sugerencias

En Legaliza te sugerimos que, si tu empresa ha de enfrentar una inspección de Hacienda, lo mejor es que optes cuanto antes por la búsqueda de un abogado que esté en la capacidad de asesorarte y ayudarte a lo largo de todo el proceso.

Una inspección de Hacienda puede ser un proceso largo y complicado, por lo que será mucho más sencillo contar con el apoyo de un asesor que domine el procedimiento y pueda ayudarte con todas las gestiones.

En Legaliza Abogados contamos con un equipo de expertos en temas tributarios, que seguro te ayudarán con este y cualquier otro procedimiento que necesites.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros, para que te ayudemos a solucionar cualquier tipo de problema legal.

0 comentarios